El Tendido de Cristos, tradición ancestral de Semana Santa en San Martín de Hidalgo, Jalisco (Ahora Patrimonio
Cultural del Estado de Jalisco)

El Tendido de Cristos, tradición ancestral de Semana Santa

Comunicación Social
15 de marzo 2017

San Martín de Hidalgo, Jalisco.- “El tendido de Cristos” se realiza el Viernes Santo y es una tradición única en México

Una de las tradiciones más importante en este municipio es “El tendido de Cristos” que se realiza el Viernes Santo, tradición única en México, donde 44 casas del viejo barrio de La Fecha se transforman en capillas en las que se realiza un ritual de culto a Jesucristo muerto en la cruz.

Difícilmente se puede precisar cuándo se inicia esta tradición y sólo mediante la historia oral ha venido reconstruyendo sus orígenes. Lo cierto es que muchas de las sagradas imágenes han sido heredadas de generación en generación, y existen algunas que tienen 200 y hasta 300 años de antigüedad.

Esta tradición se lleva a cabo de la siguiente manera: en las casas donde se tiende el Cristo, la habitación principal se convierte por un día en una pequeña capilla, el piso se cubre con hojas de laurel del cerro, alfalfa y trébol, ramas de sabino, jaral y sáuz, que sirven para cubrir los muros y al mismo tiempo de fondo para el altar.

La ceremonia de tendido inicia a las 8:00 a.m., cuando se baña el Cristo o se le limpia con crema o aceite y se le cambia el cendal. Esto lo hace el varón, quien se encarga de hacer el tendido y de vigilar que nada le falte a su altar. Él representa a José de Arimatea, que fue quien solicitó el permiso para que el cuerpo recién crucificado de Jesús fuera sepultado.

En el altar se coloca incienso, copal, velas, veladoras, naranjas agrias y flores de papel o naturales, así como los germinados o nacidos que se preparan desde el viernes de Lázaro (15 días antes), con lo que se solicita el buen temporal y se mantiene la presencia de la Virgen de los Dolores. Durante la visita de los altares, los dueños de los Cristos y los varones ofrecen calabaza cocida, chilacayote, aguas frescas y tamales de cuala.

Cada Cristo tiene su historia sobre cómo se ha venido heredando, e inclusive algunos cuentan los milagros que ha realizado.

Las sagradas imágenes están hechas de diversos materiales, desde aquellas a las que se les atribuye procedencia divina, como el Señor del Mezquite, hasta los que son de pasta de maíz o tallado en madera; sus tamaños van de los 22 cm a los 1.80 metros.

Durante la noche, después de recibir visitas, las familias propietarias de los Cristos velan la sagrada imagen como cuando se pierde a un ser querido, y consumen café, té, agua fresca y tamales de cuala. Al llegar la mañana del sábado se realiza la ceremonia de levantar al Cristo del altar, lo cual se inicia a las 8:00 a.m., donde el varón ora ante la sagrada imagen, pide bendiciones y favores para toda la familia y entrega la imagen a la señora de la casa, para que la coloque en el lugar que tendrá todo el año.

También en San Martín de Hidalgo se lleva a cabo la Pasión de Cristo, en el Cerro de la Cruz.

La primera parte comienza el Jueves Santo por la noche y se pueden ver los cuadros de “La Última Cena”, “La Oración del Huerto” y “La visita al Templo”, que es cuando toman preso a Jesús; esto termina cerca de las 11 de la noche.

Al otro día comienza a las 10:30 horas en el centro y se hace el recorrido del vía crucis por las calles, representando 13 estaciones, incluidas en las tres caídas, y termina en el Cerro de la Cruz, que se encuentra aproximadamente a dos kilómetros del pueblo.

Para la representación participan como 70 personas, entre ellos 15 actores en los papeles principales.

San Martín de Hidalgo lo espera para disfrutar este pueblo lleno de tradiciones.